Este 2019 viene cargado de mucho erotismo y sensualidad, la oportunidad perfecta para descubrir nuevas sensaciones ocultas para ti hasta ahora, la ducha erótica en Barcelona es un paso previo fundamental en toda relación sexual placentera, durante años las escorts han implementado dicho método para atender a sus clientes y potenciar la sexualidad de su cliente, lo que ha contribuido a que poco a poco sea una práctica que entre en auge para este 2019.

¿Qué es una ducha erótica?

La ducha erótica durante años ha sido parte de los servicios de las scorts en cualquier casa de citas, que incluye la ducha erótica, masaje erótico y la follada, esto permitía a los clientes tener orgasmos más placenteros y durar más durante el encuentro sexual.

La ducha erótica se ha convertido en una práctica que ha entrado de moda en este 2019, ya que cada vez son más las parejas quienes buscan nuevas formas de complacerse y estrechar los vínculos que los unen, dando rienda suelta al romanticismo y la sensualidad.

La ducha erótica tiene como función permitir un acercamiento previo al acto sexual, donde ambos individuos pueden verse fijamente, donde solo están ellos dos, entre cada caricia, cada roce, la libido se dispara, convirtiendo a la ducha erótica en un buen previo al sexo.

Puedes además intensificar los efectos de la ducha erótica al usar jabones con fragancias, velas aromáticas, música suave y aceites esenciales que permitan potenciar los sentidos.

Beneficios de una ducha erótica

Si no estás convencido de tener una ducha erótica, te presentamos 5 razones que te harán cambiar de opinión.

Romper con la rutina

Debes preguntarte, con qué frecuencia tú y tu pareja se toman el tiempo para estimularse mutuamente antes del sexo, donde por cuestiones de tiempo cada encuentro debe ser más breve, donde quedan de lado las caricias y los besos, una ducha erótica te permitirá cambiar las cosas y darle un giro inesperado a tu vida sexual al incluir un nuevo elemento estimulante para ambos.

Fortalecer los lazos afectivos y el romance

La ducha erótica permite que la pareja pueda compartir un momento de intimidad, donde cada uno se preocupa por el placer del otro, dejando de lado el egoísmo y dominando solo el amor.

Esto permite que el romance pueda imperar en la pareja, entre cada caricia, cada roce, beso y abrazo, se acerquen más afectivamente, esto llevará a que los encuentros sexuales sean cada vez más placenteros.

Disparar la libido

Todos los elementos de una ducha erótica, desde la temperatura del agua, las velas, los aromas, las sensaciones permiten disparar la libido al fortalecer los sentidos, además de que sirve como un estimulante muy potente, preparando a la pareja para el encuentro sexual, en ocasiones puede ocurrir en la misma ducha o trasladarse a la cama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *